Santa Cruz de la Sierra

La derecha latinoamericana se corroe

El retorno eufórico de la derecha a los gobiernos latinoamericanos produjo la derrota espectacular de Mauricio Macri, el estado de excepción de Lenín Moreno en Ecuador para intentar contener la ira popular en contra de su paquete neoliberal y la proyección de Bolsonaro como el más ridículo y grotesco jefe de Estado del mundo. Esos eran los personajes que iban supuestamente a sanear las finanzas públicas, recuperar el prestigio internacional de nuestros países, terminar con la corrupción, superar a los gobiernos populistas y lograr estabilidad, desarrollo y bienestar social. Han pasado pocos años, no muchos meses, para que los heroicos personajes de la restauración neoliberal sean personajes ridiculizados –Macri, Lenín Moreno, Bolsonaro–. ¿Quién da algo por ellos? ¿Quién cree que Macri va a dar vuelta las elecciones argentinas? ¿Quién cree que Moreno va a lograr salir indemne de la crisis ecuatoriana actual? ¿Quién cree que Bolsonaro es el futuro de Brasil? La derecha llegó al poder en países que habían vuelto a crecer, habían disminuido la desigualdad y tenían buenas relaciones de cooperación con sus vecinos. Países que lograron estabilidad política, convivencia pacífica y democrática, con un Estado garante de los derechos de todos. Basta mirar cuál es la situación de países como Argentina, Brasil y Ecuador, entregados a la recesión, al desempleo, a la miseria, a la pérdida de apoyo y de legitimidad de sus gobiernos. La derecha ha hecho todos sus esfuerzos, legales e ilegales, para frenar a los gobiernos de izquierda y volver a la presidencia de esos países. Pero hay una lógica en la locura de lo que la derecha hace en esos países y quiere hacer en otros. Su rol es, antes que nada, buscar quitar legitimidad y apoyo popular a los liderazgos populares más importantes que esos países han tenido. Esos líderes han sido transformados en los principales enemigos de las oligarquías locales y de la política norteamericana, porque con sus políticas han conquistado la confianza de sus pueblos y el prestigio internacional, privilegiando los procesos de integración regional y no los tratado de libre comercio con EEUU. La derecha latinoamericana retomó los gobiernos de países como Argentina, Brasil, Ecuador, y ha demostrado que no han aprendido nada de su fracaso anterior y del éxito de los gobiernos progresistas. Fracasan de nuevo, fracasan más, son y serán derrotados de nuevo.

Visto 161 veces

Últimas Noticias

Prev Next

Octubre loco

Octubre loco

Al recoger a mi hijito Sebastián, le pregunto a su profesora Yosalid cómo se está...

Erdogan rectifica y se reunirá mañana co…

Erdogan rectifica y se reunirá mañana con Pence y Pompeo

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, sí se reunirá mañana jueves con...

Disturbios en Cataluña dejan decenas de …

Disturbios en Cataluña dejan decenas de heridos y detenidos

La Policía regional catalana detuvo a 30 personas por los graves disturbios ocurridos en las...